Puntos básicos para una mejor negociación en sombrillas para jardín y lonas

Entre más abaratado sea un producto, habrá menos valor en los argumentos de venta

Las temporadas de lluvia en meses de verano suelen ser bastante intensas, y como se sabe, ciertos materiales pueden ser deteriorados o dañados por el agua, como madera, y hasta el mismo metal. En ese sentido, la demanda de sombrillas y lonas estará muy fuerte, y la distribución debe estar a la altura de tales demandas de producto.

Es verdad que los argumentos de venta dependerán mucho del giro en el que se desempeñe el emprendedor-comerciante, pero existen puntos generales que se pueden seguir sin ningún problema.

Destacar producto de sombrilla. Es importante que siempre pongamos en alto los atributos del producto que ofrecemos, para así poder destacarnos entre toda la competencia, relucir nuestra oferta independientemente de los atributos del objeto. No estamos diciendo que tengamos que denigrar o degradar a la competencia, porque a final de cuentas, la calidad del producto hablará por sí solo, y más, si enfatizamos las bondades del mismo. Dentro de este argumento, pongamos en claro lo que nuestro producto puede hacer, aprovechando la temporada o la época en la que estamos. Si se avecinan los meses de lluvia, entonces hay que puntualizar la importancia que tiene una sombrilla o toldo para los jardines, cocheras y demás áreas al aire libre, en cómo afecta el agua de lluvia al mobiliario e incluso a elementos metálicos como parrillas y similares.

No devaluar el producto de sombrilla. Esto se traduce literalmente en dinero. Hay que encontrar equilibrio. Si un producto lo ponemos muy barato para tener más ventas, es comprensible hacer tal cosa y más cuando tenemos competencia, sin embargo, puede salir contraproducente porque determinado target de clientes lo pueden ver como una debilidad del producto. Lo importante es saber hacer promociones, pero sin “regalar” lo que vendemos. No se trata de encarecer las sombrillas o lonas, sino de darles el valor que requieren. Recuerda, entre más bajo cueste un producto, sus argumentos de venta serán menos valiosos.

Confianza entre distribuidor y cliente en venta de sombrillas. Este tal vez sea un tema complicado, dado que una buena relación entre cliente y distribuidor suele tomar mucho tiempo, tratando de nutrir esas relaciones inter-empresariales. Mucho de esto tiene que ver con el servicio al cliente, que tarde o temprano se convertirá en un factor importante para los argumentos de venta. En ese sentido, es fundamental dar un seguimiento y preguntar cómo van las cosas, si el producto funciona y no le ha dado problemas, por decir algún ejemplo.