Segmentar lonas, sillas plegables, sillas de camping y mesas plegadizas para una distribución más diversificada

¿Por qué es importante segmentar?

Primero, para conocer a fondo un mercado objetivo en específico. Teniendo información acerca de los potenciales clientes a los que pretendes vender, se vuelve fundamental todos los datos que podrías sacar de ellos, para así darte cuenta de qué tipo de producto va con cada quién.

Por ejemplo, en las sillas plegables, normalmente iría para personas que están organizando eventos constantemente, ya sea como parte de su oficio, o como una cultura de festejo que siempre tienen en su colonia, con familia y amigos. Entonces ahí está, ya estarías segmentando un mercado objetivo.

En cuanto a las sillas de camping o también llamadas sillas de cineasta, tal vez te debas informar, acerca de los gustos que tienen las personas de tu comunidad o región. Es decir, si les gusta acampar, y hasta observando qué tipo de coche usan, si son todoterreno, si cuentan con un jardín donde hagan sus parrilladas. En internet, esto es fácil de identificar de acuerdo a las páginas que existen, como de viajeros o especializados en camping. Sabrás que hay altas posibilidades de hacer negocio, donde sea, solo es cuestión de saber buscar.

Lo mismo va para las lonas y toldos. En ese sentido, serían las personas que se dedican al negocio informal o de ambulantaje; sabiendo esto, te ahorrarás mucha distancia, atacando el objetivo de forma directa, generando una venta más eficaz del producto que ofreces. Y así, poco a poco puedes ir encontrando nichos de mercado.

Aprovechar la oferta y demanda para destacar entre los demás en la distribución de lonas y sillas plegables

En algunos casos, la oferta supera a la demanda, lo que vuelve el mundo de los negocios, en un “tanque de tiburones”, donde los “peces” más grandes, se comerán a los más chicos. Esto forzosamente lleva a la generación de clientes cada vez más sofisticados, donde lo que piden se vuelve más complicado de satisfacer, dando oportunidad a los que se atreven, a evolucionar en su producto o servicio.

Esto nos daría la oportunidad de segmentar para un tipo de prospecto en específico, siempre y cuando tengamos en cuenta lo que pide. Si es un servicio extra, entonces adelante, o si requiere el producto con tales características, hacerle saber que al menos se hará el intento para ofrecerle lo que necesita.