"Mira profundamente en la naturaleza y entonces comprenderás todo mejor." Albert Einstein

Conectarnos con la naturaleza tal vez sonará un poco a cliché, sin embargo también es una realidad innegable. A veces estamos tan acostumbrados a la ciudad, que no nos damos cuenta que estamos faltando a nuestra verdadera esencia como seres humanos, “ser uno con la naturaleza”.

Ir de camping es una excelente opción para poder sanar nuestro cuerpo a todos niveles, eso incluye lo emocional o psicológico, y por qué no, también el espiritual. Sin embargo, se puede entender que hay mucha resistencia al respecto, porque muchas personas lo ven como algo muy incómodo, y en cierto sentido tienen algo de razón.

La comodidad de las sillas de cineasta para un camping cómodo y satisfactorio

Ahora, no tiene por qué ser una odisea ir de campamento, al poder hacerlo lo más cómodo posible. Por ejemplo, si no nos gusta sentarnos o descansar en el suelo, pues entonces podemos llevar las prácticas y cómodas sillas de cineasta o sillas de camping plegables. Estos objetos son muy fáciles de transportar, por lo que los puedes llevar a donde sea, y después de una larga caminata, desplegarlas para sentarte plácidamente, y disfrutar de una vista espectacular, en el lugar que te encuentres.

Cuáles son los beneficios para el cuerpo al acampar en la naturaleza

1.- Ejercicio físico. Lo primero que vamos a notar es una activación de nuestro cuerpo al irnos por aquellas rutas que no son comunes, que requieren de un esfuerzo físico importante. Puede que en el proceso sea muy cansado, pero para eso son las sillas plegables de camping, para descansar cada determinado momento. Al hacer esto de forma regular, nuestro cuerpo se activará a otro nivel, nos sentiremos más ligeros.

2.- Beneficio mental y psicológico. Muchas de las barreras que se nos presentan en la vida diaria, tienen que ver en lo mental. Al aventurarnos en el camping y convivir con la naturaleza, podremos potenciar el flujo de serotonina, muy esencial para nuestras neuronas, y solo así, percibiremos la sensación de satisfacción y felicidad, debido a tal neurotransmisor. Esto también nos llevará a regular nuestro sueño, obteniendo así una calidad de descanso, que muchas veces se ve afectada por esos tóxicos hábitos de sueño, propios de la vida estresante en la ciudad. Empezando desde este fin de semana, vete de camping.

3.- Desconectarse de las pesadas labores y la tecnología. Muchas veces necesitamos ese momento de soledad, de silencio, y de solo contemplar lo que la madre naturaleza nos ha dado. Asimismo, el uso excesivo de pantallas u otras tecnologías, deteriora nuestra salud poco a poco, y muchas veces ni nos damos cuenta, por esa dependencia dañina. Ir de camping nos hará desconectarnos de todo esto.

Solo recuerda que si quieres ir más cómodo a esta clase de aventuras, puedes ayudarte de muchos objetos, como casas de campaña, linternas, encendedores, mapas y por supuesto, las cómodas sillas de cineasta o de camping.