“Arriesga más de lo que otros piensan que es seguro. Sueña más de lo que otros piensan que es práctico”. - Howard Schultz, CEO de Starbucks -.

¡Es hora de comenzar un negocio que sea tuyo y con tus reglas!

Una de las cosas más difíciles, es la posibilidad de independizarse en el mundo laboral y profesional, a pesar de tener condiciones de trabajo que merman cada día nuestra calidad de vida y que aparte, ya ni siquiera nos alcanza para los gastos más básicos.

En la actualidad existen negocios que están emergiendo y estableciéndose dentro del comercio; uno de ellos es la comercialización de sillas plegables, sillas de camping o de cineasta, mesas plegables, lonas, toldos, entre otros, ya sea a mayoreo o menudeo, así que, solo es cuestión de decidirse y dar el paso definitivo.

Esto va más allá de las aptitudes empresariales o técnicas. Esto implica tener ganas de hacer las cosas por uno mismo, una iniciativa de emprender un negocio, algo que es muy difícil de que todo mundo lo piense.

Entonces… ¿cómo tratar de iniciar un proyecto empresarial que no implique la necesidad de tantos recursos monetarios, materiales o de inmobiliario? Una empresa que sea factible para lo que pretendemos y que crezca poco a poco, con perseverancia absoluta.

Primero pregúntate: ¿Qué sé hacer? Si la mayor parte de nuestra vida hemos estado en vendimia o hemos trabajado para compañías especializadas en el comercio o incluso, laborado en áreas referentes a la comercialización y mercadotecnia, entonces es momento de sacar todo lo aprendido para nuestro beneficio y empezar de poco a poco, con una inversión en lonas y sillas plegables para irlas distribuyendo; así conforme se vayan generando las ganancias de dinero, entonces ir invirtiendo con más fuerza.

Si no existe experiencia previa, entonces eso no debería ser pretexto porque, siempre y ahora más que nunca en la actualidad, todas las personas tienen la capacidad de seguir aprendiendo cosas nuevas, con toda esa información que podemos hallar en internet.

Lo que nos lleva a otra cuestión que tiene mucho que ver con el miedo que siempre nos da a emprender una nueva aventura, de cualquier índole y en cualquier aspecto de la vida…

¿Cómo le hago para emprender un negocio sin siquiera tener un centavo con el que invertir? Es normal esto, sabiendo que el salario del cual predisponemos nos alcanza justo para los gastos mensuales que tenemos que hacer en casa; sin embargo, siempre hay opciones, las cuales mencionaremos en otro artículo: “Estrategias prácticas para comenzar un negocio sin dinero para venta y distribución de lonas, sillas plegables y sillas de camping”.