Figuras importantes en la economía del país, así como directores en el sector comercial, están convencidos que en México, el apoyo al comercio local es esencial en todos aspectos, ya sea para reactivación económica después de una crisis, o incluso como base para disminuir el impacto mercantil, monetario o financiero de ciertas regiones, que sobre todo están ligadas a esta clase de comercialización, estando incontables de ellos en la informalidad, que de una u otra forma, los ayuda a salir adelante.

Numerosos de estos micronegocios, como tiendas de conveniencia, abarrotes, o misceláneos, se han visto afectados invariablemente por diversos factores, como el actual COVID-19. Pero este es un problema que parte desde una situación más profunda, donde supermercados, gasolineras, grandes cadenas farmacéuticas y en general, negocios multinacionales, si bien son una parte muy importante para cualquier economía, la otra realidad es que han afectado bastante a los negocios más pequeños, de cualquier rubro.

Una manera de competir contra esto, es mover al negocio local, empezando por uno mismo. Es momento de abarcar más terreno en lo comercial, y eso puede hacerse con alternativas de negocio, como la distribución de lonas, sillas plegables y sillas de camping.

Los datos son duros, y de acuerdo a las cámaras de comercio nacionales, por cada cadena comercial establecida en una región, los micronegocios y comerciantes pequeños, están destinados a quebrar.

Pero hay algo que las grandes cadenas, al menos la gran mayoría, no pueden atender a algo que va más allá, como lo es la empatía comunitaria y el sentido de pertenencia que los clientes enlazan con su proveedor. La comercialización local, es fundamentalmente un eje que es capaz de salvar micro-economías, para posteriormente proyectarse en la formación de un cúmulo de entes comerciales que conforman la riqueza de toda una región.

Quizás, un buen comienzo para contrarrestar una crisis personal, financieramente hablando, es empezar en una independencia económica, para poder proyectar un negocio por cuenta propia, y así no estar con la incertidumbre de un eventual desempleo. O los que cuentan con un negocio, entonces diversificar para aumentar las probabilidades de ganancia.

El plan es ya no depender de un ingreso solamente. Dejar de ser asalariados, para convertirnos en emprendedores y creadores de trabajos. Precisamente, con la distribución de lonas, sillas plegables y mesas plegadizas, es una manera de emprender un negocio que resulta lucrativo y pleno, si se trabaja duro y se aplican buenas tácticas y estrategias comerciales.

Artículos antiguos

En nuestra vida, hemos utilizado al menos una...
Los toldos necesitan cuidados, estamos de...
Si tú eres un comerciante que se encuentra en un...