¡Añade a tu línea de productos al cómodo y práctico banco para bar o desayunador!

Uno de los productos que más demanda tienen en la venta normal o en línea por internet, son las sillas tapizadas, que son ideales para restaurantes, bares y negocios en general. Estas también van con casas o departamentos que no cuentan con mucho espacio para sillas robustas o muebles más pesados. Así que es una nueva oportunidad de mercado para explotar.

Para empezar, todos los dueños restauranteros y similares, siempre están pensando en reformar sus interiores incluyendo el mobiliario. Por ello, es un mercado al cual se puede incursionar sin problemas, porque constantemente están abriendo nuevos negocios de comida, de bebida y de entretenimiento, que precisan de la mayor comodidad posible, y así otorgar a los comensales, experiencias positivas dentro del bar o restaurante.

Asimismo, a los bancos para bar o desayunador, se pueden vender como un concepto minimalista, esto quiere decir que no solo es la venta de un producto porque sí, ya estaríamos adaptando un concepto atractivo para la gente, que gusta de tener muebles de buena calidad, pero que no requieran de mucho espacio dentro de sus interiores.

Ahora, la pregunta sería… ¿cómo incursionar en este mercado? ¿cómo detectar un prospecto y transformarlo en un potencial cliente? Si ya tenemos establecida nuestra propia empresa de sillas plegables y mesas plegadizas, entonces solo hay que buscar los contactos que pudieran tener clientes en la industria restaurantera, de bares y antros, para comenzar a generar una cartera de clientes nueva, con los prospectos de esos giros. Si apenas se está empezando un negocio, y queremos incursionar con los bancos para bar o desayunador, entonces tendremos que hacer un trabajo más laborioso.

Primero, debes encontrar un proveedor o surtidor competente, cuyo producto sea de calidad, pero que a su vez, sea eficaz y eficiente en la entrega del producto, en tiempo y forma. Hay algunas sillas para restaurant que tal vez no son fabricadas con buenos materiales, que no son resistentes y ergonómicos. Ya una vez decidas a tu distribuidor, ahora tendrás que recabar información de potenciales clientes y estrategias de comercialización básicas, para poco a poco irte soltando en este nuevo mundo de negocios. Los mismos proveedores podrían otorgar alguna información valiosa. Ya luego viene la ejecución de las ventas, que deben hacerse en campo, vía telefónica e incluso por internet.

Lo más importante es tener la actitud necesaria para hacer las cosas, para abrirte a nuevos mercados que tal vez no están siendo muy bien explotados o manejados. ¡Acércate a los expertos!