Las pequeñas y grandes organizaciones inteligentes e innovadoras siguen cinco componentes importantes para el crecimiento empresarial, consolidando aún más el negocio que se posee. A continuación, se siguen mencionando esos puntos fundamentales.

- Cooperación empresarial en la visión. O coloquialmente dicho: “todos jalando para el mismo lado”. Es complicado generar un vínculo recíproco y simultáneo, incluso hasta en las pequeñas empresas. Pero con un buen liderazgo, se sería capaz de generar una realidad en colaboradores y vendedores para consolidar el éxito en la distribución de lonas y sillas plegables. Producir vínculos (no relaciones) entre todos los involucrados, podría otorgar esa sostenibilidad de negocio que siempre busca cualquier emprendedor que se respete.

La clave para ello es la comunicación clara y concisa, en todo momento y en todas sus formas. Es preponderante que no haya fallas entre el emisor y receptor, que generen malos entendidos. Todos deben saber cuál es su plan de acción, con todas las obligaciones y derechos que implican, así como sus incentivos. Teniendo eso como base, se generarán otra clase de vínculos que mejorarán la dinámica organizacional.

- Aprendizaje colaborativo. El talento individual es una cosa, pero generar aptitudes y competitividad en equipo es otra. Todos deben saber que van hacia la misma meta de la empresa, que se supone ya debería estar muy bien cimentada. Por ejemplo, si un compañero encontró una manera más fácil de ejecutar un proceso, entonces tratar de que lo comparta con el grupo, no solo para beneficio de todos, sino para él mismo. De esa manera habrá un aprendizaje continuo y sistemático, donde cada colaborador deje su huella en la organización.

Un ejemplo práctico para este componente, es que al tener una determinada forma para vender y distribuir sillas plegables y de camping, posiblemente ese sea un proceso al cual se le pueda mejorar, y si no viene desde el mismo gerente, entonces se puede desarrollar desde un vendedor. Hay que hacer saber que todas las ideas son bienvenidas y deben ser compartidas para el grupo, claro, con una notable retribución para el que originó la idea.

- Pensamiento sistemático. Una empresa inteligente poseerá una visión del todo, en sus procesos, en sus tratos, ética, forma de publicitar, de administrar, de gestionar y de cuanta tarea implique directa e indirectamente a la organización. Poseer esto, nos ayudará a consolidar aún más el negocio de lonas y toldos; con una disciplina centralizada y bien cimentada.

Artículos antiguos