¿A quién no le gustaría salir de la ciudad un fin de semana para convivir con la naturaleza? A veces, lo único que necesitamos es nuestra casa de campaña, sillas de camping y bolsa para dormir, para así, relajarnos de nuestro trabajo y demás obligaciones laborales y domésticas. Pasar un rato íntimo con la familia, conviviendo con la misma naturaleza, podría ayudarnos a despejar nuestra mente, al menos por un momento.

John Boyne, un escritor irlandés, tiene una frase que dice: “Un hogar no es un edificio, ni una calle ni una ciudad; no tiene nada que ver con cosas tan materiales como los ladrillos y el cemento. Un hogar es donde está tu familia.”

Esa frase sin duda nos debe dejar en claro que más allá de criar una familia dentro de una casa, con normas, educación y amor, también existe un mundo allá afuera, que somos parte de la naturaleza misma, que a veces, solo basta con una fogata para poder externar nuestros sentimientos, el viento para refrescarnos, una buena silla de camping para estar cómodos, una buena casa de campaña para descansar, etc. Por ello, aquí los puntos más importantes de por qué debemos al menos una vez al año, acampar con nuestra familia.

1.- Bienestar emocional al estar en contacto con la naturaleza y compartirlo con la familia. Muchas veces lo que necesitan nuestros niños, es tener actividades al aire libre que los desate de las tareas de la escuela y el hogar. Y para los adultos, tener un lugar momentáneo de tranquilidad, donde puedan apreciar las bondades naturales del exterior, en la comodidad de una silla de camping o cineasta, y una fogata. Además, diversos estudios han arrojado resultados, donde se puede mostrar una mayor alegría de los niños cuando salen de paseo, y más aún, cuando están en contacto con la naturaleza. Lo mismo va para los adultos, que respondieron de forma muy positiva, ya que los beneficios que percibían, era de mejora en lo físico y mental.

2.- Salud emocional colectiva. Una cosa es mejorar la psicología de manera individual, pero también hay que ocuparse de la salud emocional familiar, donde es importante fortalecer los lazos entre padres e hijos, y entre hermanos. Sin duda, esto incide mucho en mejorar los ámbitos de la familia, porque hace que nos preocupemos por nuestros semejantes, pensar más en colectivo y menos en lo individualista, sobre todo cuando se trata de nuestro propio seno familiar. No hay pretextos, prepara tus cosas de campamento, como casas y sillas de camping, para asegurarnos de la comodidad de todos.

3.- Aire puro y la luz del sol. Al estar tan inmersos en las actividades comunes de la ciudad, a veces se nos olvida la importancia de tomar aire fresco y puro, para renovar el oxígeno de nuestro organismo, algo que lamentablemente no podemos conseguir en esas ciudades tan contaminadas. Además, está demostrado que tomar baños de sol de vez en cuando, aumenta nuestra salud, al hacer los huesos más resistentes, asimismo, mejora la psique y disminuye la ansiedad o depresión, habrá generación de vitamina D, mejora de memoria y en general, reforzamiento del sistema inmune. Así que si tienes oportunidad de llevar una tumbona a la acampada o en su defecto, una silla de camping, entonces toma baños de sol, con sus cuidados (filtros uv) y solo por unos minutos.

 

 

 PRODUCTOS PARA CAMPING

      

Artículos antiguos

En nuestra vida, hemos utilizado al menos una...
Los toldos necesitan cuidados, estamos de...
Si tú eres un comerciante que se encuentra en un...