Procedimiento en la buena cocción de cortes

En la primera parte, mencionamos la importancia de ser buenos anfitriones en un evento de parrilla, y preparar un entorno favorable, como la inclusión de sillas de camping para la mayor comodidad de la gente, e incluso el uso de lonas para contrarrestar los efectos del clima en exteriores (viento y lluvias).

También hablamos de la calidad de carne a elegir, y cómo la grasa tiene una gran influencia en la misma. Ahora, seguimos describiendo el proceso y puntos esenciales a considerar.

Elección y resguardo de la carne. Generalmente, la carne que viene en bandeja no es muy recomendable para adquirir, al menos eso piden los expertos. Lo mejor es que esté envasada al vacío, porque no se verá en riesgo la textura y sabor de los cortes; asimismo, lo mejor es elegir cortes maduros, con algunos días desde que salieron, ya que al cocerlas, será garantía de suavidad, lo que nos ayuda a digerirla mejor, al momento de degustar el fino sabor, mientras bebemos y platicamos, sentados en nuestra silla de cineasta. Justo antes de empezarla a cocer en la parrilla, hay que guardar la carne en el cajón más inferior del refrigerador, para que conserve la suavidad y temperatura; hay que tratar de no enfriarla demasiado.

Preparación de las brasas. Hay varias formas de preparar nuestra parrilla. Algunos prefieren usar el carbón, porque es lo más común, y aparte, sienten que tienen mejor control sobre las temperaturas, como los tres niveles que explicamos en otro artículo. Por otro lado, están los que usan la leña, y más cuando se trata de cocer cabrito; aseguran que la leña, otorga un sabor especial, casi ahumado, sin embargo, tal vez se necesite más experiencia, para manejarla.

Paso a paso para asar la carne y similares. Algunos pueden ser impacientes, y cocer los cortes a la brevedad posible, y no está mal, a final de cuentas, todo depende del gusto de los invitados. Por otro lado, hay personas que prefieren organizar de diferente forma, empezando por los aperitivos, como salchichones y otros embutidos, incluso empapelando queso con chorizo o chiles rellenos, con el objetivo de abrir el apetito de la gente, preparándolos para el platillo principal, los cortes. Luego, culminan la faena con algún postre, como elote amarillo, que es dulce, o cociendo piña, dependiendo de los gustos de cada quién.

Todo se trata de paciencia y elaboración, si cumples con eso, ten por seguro que te reconocerán como un parrillero excelente. Trata de que todo esté en su punto, no solo al momento de la cocción de la carne, sino también de favorecer un entorno, para que la comida sea lo más placentera posible. Usa sillas plegables de calidad, o mejor aún, ofrece las comodísimas sillas de camping, también las mesas son importantes, y tal vez una lona por cualquier eventualidad.