Segmentación estratégica para lanzamiento de producto nuevo

En esta segmentación, debemos estar conscientes en un término global e individualizado. Por ejemplo, pensar muy bien en una estrategia para un determinado segmento de clientes, digamos, los que suelen comprar sillas plegables y de camping... ¿Qué tipo de campaña o proceso se debe realizar? ¿Cómo podrían percibir los clientes de un determinado segmento ante la nueva propuesta de producto y servicio? ¿Habrá segmentos que estén disconformes o lo verán como una oportunidad extendida de hacer negocio?

Segmentación operativa para el uso de la geocodificación

Para tener un contacto más efectivo con clientes y potencializar los distintos medios comunicativos y sociales. Sabiendo segmentar esto de la mejor forma, estaremos plenamente conscientes de los gustos, intereses y necesidades que tiene cada cliente.

Segmentación estratégica para diversificación de formatos y nuevas ramificaciones de negocios

En esta segmentación, es importante que estemos abiertos a nuevas alternativas. Diversificar es una manera en la que podemos encontrar nuevos clientes y reafirmar a los que ya se tienen. Una opción o modalidad para segmentar, la podríamos hacer a través del precio, mejorándolo aún más para cierto sector de clientes. Por ejemplo, si en un principio, solo distribuimos lonas para un sector, sillas plegables para otro, etc., entonces, podríamos adoptar la posibilidad de crear nuevos modelos de negocios a través de Kits especiales para eventos, juntas oficiales, entre otros.

Segmentación operativa para uso de algoritmos

Esto ya es un poco más complejo porque entra en el mundo del comercio electrónico. Es el uso de datos y números para le gestión de transacciones con clientes, y con base en eso, realizar proyecciones para futuras transacciones. Con esos mismos datos arrojados, podremos mejorar la oferta de productos, atenidos a promociones y demás cuestiones.

Segmentación estratégica para redimensionar el negocio en tiempos de crisis

Ante crisis o contingencias como el COVID-19, obliga en cierta manera a los empresarios y demás emprendedores, a tener que reducir el margen de negocios. Tal vez la distribución y venta de lonas y sillas plegables se vea limitada, por obvias razones. Entonces al menos por el momento, hay que decidir cuál es el margen de ganancias que más nos aportaría. Hasta que todo se normalice nuevamente.

Mediante la práctica de segmentar clientes de acuerdo a las bondades que podemos otorgar como empresarios de gran visión, ayudará a que todos nuestros proyectos crezcan de la mejor manera.

Artículos antiguos