Consejos estratégicos comerciales de venta y promoción

Durante las fiestas de diciembre, es difícil medir las consecuencias de no planificar los gastos, y esto se proyecta de forma más notable para las pequeñas empresas o negocios que apenas van empezando.

Invariablemente, eso se materializa en clientes que tienen menos posibilidades de consumir el producto, postergándolo o peor aún, enfriando la venta con una eventual pérdida de interés. Pero lo más grave, es que algunos de esos clientes no cumplan con sus respectivos pagos, en caso de que se les haya otorgado una clase de crédito para la adquisición de toldos, sombrillas o mesas plegables.

Entonces, es fundamental tomar medidas para al menos tratar de evitar que ese tipo de eventualidades pasen, y no nos afecten en las operaciones de compra y venta que ya se tuvieran proyectados en un futuro.

Evitar guerras de precios mediante novedosas promociones en sillas plegables y lonas

Es común que durante las primeras semanas de un año nuevo, muchas empresas opten por hacer rebajas y entrar en guerra de precios con sus competidores, pero la realidad es que esa clase de estrategias en términos de ingresos, resultan muy superficiales porque no habrá beneficios económicos reales, y menos en temporadas de crisis económicas, por más pasajeras que estas sean.

En ese sentido, hay que pensar en una forma de mejorar la oferta, ya sea en producto o servicio. Para ello, es esencial vincularse en todo momento con el proveedor, para poder aumentar la propuesta de valor en los productos.

Hay que aprovechar esos productos que no se han movido para la venta, es decir, si existe en inventario, alguna sombrilla o silla de camping, que no se han podido colocar, entonces aprovechar para lanzar una promoción especial, donde se estipule que en la compra de un paquete de sillas plegables, mesas plegadizas o toldos, el cliente se podrá llevar la sombrilla o silla de camping, con un descuento del 50% o más, o incluso, como un obsequio por la compra. Lo importante es tratar de mover el producto lo más que se pueda, y con el menor impacto económico posible para el negocio.

Eliminar gastos que no sean esenciales para el negocio o proyecto de lonas y sillas plegables

Si se tenía previsto un evento o asistir a una feria de producto, pero eso conlleva un cierto costo, entonces lo mejor sería cancelar ese tipo de gasto (si es que es posible). Asimismo, evitar viajes o movimientos que no resulten en ganancias monetarias. Es importante sopesar todas esas decisiones por el bien de la compañía; por lo menos hay que asegurarnos si esos gastos valen la pena a un corto o mediano plazo.

Artículos antiguos